CETRAM: Salud y Responsabilidad Social

Sep
11
2013
El Centro de Estudios de Trastornos del Movimiento Humano (CETRAM) es una organización sin fines de lucro que funciona desde hace 12 años a cargo de profesionales preocupados por la salud de la gente

El Centro de Estudios de Trastornos del Movimiento Humano (CETRAM) se enmarca dentro del apoyo integral que se les brinda a personas con discapacidad, tanto de la Universidad de Santiago de Chile como externos a ella. El programa, nacido en el año 2001, comenzó con la expectativa de ser un centro de práctica de neurología para estudiantes de medicina. Hoy en día, en el Centro trabajan más de 35 personas y cada año se realizan alrededor de 2 mil atenciones de salud.
 
Las personas que son asistidos por CETRAM poseen trastornos del movimiento tales como Enfermedad de Parkinson, Distonía y Enfermedad de Huntington.
 
Según Daniela Alburquerque, directora ejecutiva de CETRAM, “se pone énfasis en la atención de la salud de personas de escasos recursos, provenientes de toda la región y, por otro lado, la capacitación a agentes de salud que puedan dar replicabilidad al modelo que ocupamos en CETRAM: preocupación por la persona, sus familiares, sus redes y su comunidad”.
 
Alburquerque afirma que el éxito del Centro se debe a que se busca mejorar la calidad de vida desde un tratamiento interdisciplinario que involucra un acercamiento a la historia de las personas y un contexto de su vivencia de la enfermedad. Médicos, rehabilitadores, la familia y la comunidad se hacen partícipe del mismo y, de esta manera, los tratamientos son construidos colectivamente, los cuáles pueden ir desde atenciones de salud de alta complejidad; un fuerte conocimiento en la esfera clínica y farmacológica, hasta acciones de rehabilitación funcional, comunitaria, familiar y participación en políticas públicas. 
 
La mayor expectativa contemplada por la iniciativa es aportar con una visión distinta de la salud y el bienestar para, de este modo, comenzar a desarrollar un proceso de calidad de vida importante para la gente que se atiende en CETRAM. En palabras de Daniela Alburquerque, “el deseo es generar un diálogo que co-construya y provoque un cambio real en las personas y en la comunidad”.