Reflexión Día Internacional Libre de Bolsas Plásticas

Jul
5
2016
Este 3 de julio se celebró el Día Internacional Libre de Bolsas Plásticas. En Chile algunos municipios han regulado el comercio de bolsas plásticas: Pirque, Pucón, Villarrica, La Serena, Coquimbo, la Región de los Ríos, entre otras.

 
Organizado por GAIA y Basura Cero Europa, la iniciativa surgió de la Fundació Prevenció de Residus i Consum, y es patrocinada por una decena de organizaciones y alianzas internacionales. 
 
Organizaciones de América Latina rechazan bolsas biodegradables y oxobiodegradables
Desde el diminuto artículo de la farmacia hasta los productos de gran volumen en los supermercados, todo tiene una bolsa plástica diseñada a la medida. Y aunque las llamemos “biodegradables”, lo cierto es que en decenas de generaciones esas bolsas que estamos usando hoy con total descuido, existirán también para entonces. Las bolsas plásticas no desaparecen en la naturaleza y las campañas que vemos en todo el mundo para erradicarlas nos recuerdan que el problema atañe a todos los continentes y a todos los individuos. El lado bueno de la historia es que podemos hacer acciones concretas para revertir el problema.
 
El plástico en el mar
Se calcula que en el mundo se producen alrededor de 290 millones de toneladas de plástico anualmente, y el 30% son productos que se usan sólo una vez. Y peor aún, buena parte de esa basura llega a los océanos. Así, hoy botellas y bolsas plásticas forman buena parte de una isla flotante de plásticos visible en los océanos del mundo.
 
¿Biodegradable?
El mensaje de biodegradabilidad es erróneo. Si se usa el plástico oxo-biodegradable, que es el que mayoritariamente se ofrece en el comercio, éste se fragmenta pero no se biodegrada. El plástico descompuesto en micropartículas, es ingerido por especies de aves y mamíferos marinos. Antes de deshacerse, el plástico se enreda en los cuerpos de los animales hasta deformarlos o matarlos.
No se trata sólo de reemplazar las bolsas plásticas por otras de material vegetal, que supondrían también un desperdicio de energía y recursos, sino de lograr un cambio de actitud, favoreciendo una economía circular. Desde el punto de vista de los recursos, los 80 millones de toneladas de basura plástica que surcan los océanos representan el desperdicio de 1000 millones de barriles de petróleo”, afirman los organizadores.
 
Qué pasa en América Latina
Son varias las ciudades de nuestra región que ya han tomado conciencia sobre este creciente problema de contaminación. En Argentina, Chile, Colombia, Brasil y Perú existen iniciativas concretas desde los Municipios, orientadas a eliminar el uso de bolsas plásticas en el comercio y fomentar fuertemente el uso del clásico bolso de los mandados. La campaña internacional busca modificar la lógica de lo “desechable”. “Una drástica reducción en el uso de productos y envases descartables debería ser uno de los principales focos de las políticas públicas que apunten tanto a un manejo sustentable de los residuos como a un uso más racional de los bienes comunes”, expresaron los organizadores de la Acción.
 
Algunos Datos a importantes a saber:

  1. Cada chileno utiliza aproximadamente 1,5 bolsas al día.
  2. En 2050 el 99% de las aves marinas habrán comido plástico en el océano.
  3. En promedio, una bolsa plástica es usada sólo por 25 minutos y se necesitan entre 100 a 500 años, dependiendo del tipo de plástico, para que esta se desintegre.
  4. El 80% de la basura marina corresponden a plásticos.
  5. En el mundo por cada minuto se utilizan 1 millón de bolsas plásticas.

Medidas para eliminar las bolsas plásticas:
Con el objetivo de limitar el uso de bolsas plásticas de un solo uso en algunos países se ha optado por prohibirlas, otros les han agregado un impuesto y otros han optado por acuerdos voluntarios.
Prohibirlas puede ser más efectivo en aquellos casos donde significan un peligro claro e inminente, pero su éxito depende de una gran capacidad en la implementación de la restricción. Algunos países que las han prohibido son Italia, Ruanda y Bangladesh.
Poner un impuesto a las bolsas plásticas de un solo uso es una opción efectiva para reducir su uso y además permite recaudar fondos que pueden ser utilizados para aliviar los daños causados.
Por ejemplo, Irlanda, Dinamarca o Finlandia. También existen los acuerdos voluntarios en que los negocios y supermercados se comprometen a implementar medidas para reducir el consumo de bolsas plásticas de un solo uso, tales como cobrar por ellas, basados en un acuerdo previo de metas de reducción. Es el caso de Bélgica y Australia.
 
¿Qué podemos hacer concretamente?

  • Incentivar y promover el uso de bolsas de tela o de papel reutilizables.
  • Extender la responsabilidad a los consumidores de disminuir las bolsas, cuestionando si realmente es necesario generar este tipo de residuos.
  • Algún mecanismo de incentivo o "castigo" a consumidores (aumentando el precio de productos por solicitar bolsas de plástico o disminuir el precio del producto si no solicita la bolsa).
  • Tomar fotografías de bolsas plásticas en la naturaleza y subirlas al sitio web.
  • Buscar a personas conocidas de tu localidad para que se tomen una fotografía usando una bolsa de género y subirla al sitio web.
  • Devolver a las industrias o empresas correspondientes bolsas de plástico encontradas en la naturaleza.
  • Recoger bolsas plásticas encontradas en la naturaleza y crear piezas de arte que luego sean exhibidas en lugares visibles de la ciudad.
  • Dar premios a las personas que no acepten bolsas plásticas en el comercio.
  • Hacer un taller de bolsas retornables.
  • Acción en centros comerciales donde se les entregue a los consumidores bolsas retornables, y se les pida la desechable que llevan.

Contacto en América Latina:
Magdalena Donoso (GAIA): +56 996526550
 
Fuentes de información
www.plasticbagfreeday.org
http://portal.mma.gob.cl/en-2050-casi-todas-las-aves-marinas-habran-inge...
http://portal.mma.gob.cl/tag/bolsas-plasticas/
http://www.usach.cl/news/academico-resalta-medidas-tendientes-disminuir-...